MARINERO

MARINERO

Desde alta mar mira al horizonte subido en aquel vaivén que se lo lleva y lo trae.

Sus ojos se pierden en el horizonte, en la espuma blanca que choca y choca contra su nave, en el vuelo de gaviotas que andan sobre sus pensamientos picándole la cabeza.

Allá a lo lejos fija su vista como esperando a que llegue, deseoso como un niño ilusionado con los brazos abiertos.

Y todo así cada día, derramando esperanzas que siempre son pero nunca llegan.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s