LAS CASITAS ROJAS DE ÖREBRO

SAM_4816

Mi querida amiga Linda Eriksson me pidió un día, apenas hace una semana, que pintase para ella unas cuantas casitas rojas típicas suecas, así que no pude negarme y lo hice en su propia casa, en su propia presencia… Nunca antes había hecho un cuadro para alguien con la persona en cuestión delante de mí…

Después de su hospitalidad en ese país que se supone frío, la calidez con la que me acogió ella, su familia y sus amig@s, no podía mas que hacerla feliz con este detalle.

Así que una noche en la que ella intentaba ponerse bien, (pues la fiebre asomaba en su cuerpo a ratos), y con los materiales que guardaba en uno de sus armarios y que juraba no haber tocado desde hacía años, nos sentamos en la cocina de su casa mientras su encantadora madre descansaba en el salón. Y hablando de lo divino y lo profano, dedicamos un buen rato a abrir nuestras almas hechas palabras y a expandir nuestro “arte” sobre papeles, cartón y tela.

De allí salio este pequeño cuadrito y unos cuantos de los que yo llamo dibujotes hechos, en esta ocasión, con carboncillo. Reímos mucho durante unas cuantas horas, tomamos bebidas calientes, mientras yo agradeciendo en lo mas profundo aquella fuga hasta tan lejos de mi sitio, aquel momento con mi amiga “la suequita” en esa ciudad que latía fuera, miraba de cuando en cuando los edificios lindos donde se suponían vidas de escandinavos/as que se marchaban a la cama bien pronto en comparación con quienes vivimos en mi tierra. Y todo ello, sin un ápice de color blanco…No teníamos!!! y yo nunca antes había pintado un cuadro sin blanco!!!

Para tí, mi querida Linda tu otoño nocturno sueco venido de manos y corazón andaluz. Agradecida por aquella fantástica fiesta del fuego y la luz a la que me llevaste en el bosque de tu pueblo y que como dijo alguien las tres sentimos “como si se clavasen puñales en nuestros corazones”…Por toda la música que hacemos juntas, tú con tu acordeón y yo con mi guitarra, por empujarme a bailar polska con toda la vergüenza que me daba, ademas de marearme dando vueltas como las locas en aquel salón de Uppsala! Sólo entonces entendí porqué aquella gente que baila no tomaba una sola cerveza…¡era imposible!

Por todas las risas, las comidas, (contigo siempre vegetarianas) y las locuras que fabricamos siempre que estamos juntas. Esta que tanto te extraña cuando no te ve. Con todo mi amor que es puro y limpio como aquellos trozos de hielo que te encuentras en las mañanas frías sobre los cubos de agua que tienes en el porche de tu casa de la montana, (solo que mi parte quema de intensidad, ya lo sabes).

Disfrútalo mucho y acuérdate de mí, de nuestros mejores momentos siempre que lo mires.

Te quiero mucho amiga!!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 Responses to LAS CASITAS ROJAS DE ÖREBRO

  1. vickyrb007 dice:

    Me ha gustado mucho, el dibujo , las fotos y la historia.
    Un saludo,

  2. Qué preciosidad de entrada, Jose… Me encanta conocer la historia que vive detrás de lo que podemos ver. Gracias por compartirla con nosotros.

  3. Reblogueó esto en laislamaschicadehuelvay comentado:
    La pintora Jose Galiano nos muestra una nueva obra llamada “Las casitas rojas de Örebro”

  4. becaroregalo dice:

    Reblogged this on becaroregalos and commented:
    que bonito todo

  5. Pingback: José Galiano | mividanaranja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s