“LLUVIA DE ESTRELLAS”

No es nadie en particular, no tiene nombre, sólo mira hacia el frente como si nada estuviera sucediendo a su alrededor, mientras ingentes estrellas fugaces pasan a gran velocidad a sus espaldas. Hierática se sostiene pisando fuerte la tierra porque ya hace tiempo aprendió a hacerlo para no caer. Sus brazos se disponen hacia atrás mostrando apertura frente al porvenir.

Ha cubierto su cuerpo con el mejor de sus vestidos y lo luce bonita. La cintura estrecha, los hombros fuertes, la cara angulosa, denotan ciertos rasgos que podrían denominarse masculinos. Ella, él, que fue el más maricón del lugar, la más femenina de entre sus amigas, ha decidido pintar su cara sin vergüenza ni pudores, se ha colado en ropa interior de mujer porque así se siente ella, quizás más que ninguna.

Quise que fuera una de esas personas nacidas con el sexo al revés de su cabeza, acontecimiento que en la mayoría de las ocasiones, no debe ser fácil de llevar… Jamás podremos imaginarnos cómo vive una de ellas en este mundo porque lo que conocen generalmente (mírese nuestro país), no es precisamente una realidad perfecta. Es paradójico que a quienes aquí se les desprecia por su androginia, en lugares como la india son consideradas personas sagradas. ¡Menuda paradoja!, ¿quién es el/la “civilizado/a” pues?

He conocido muchas mujeres de este tipo, inclasificables, subversivas, coquetas, divinamente admirables para mí…Pese a la sordidez que a la que a veces se ha acelerado sus vidas, me han demostrado ser grandes luchadoras, supervivientes casi que han soportando ser consideradas ciudadanas de 3ª, que han aguantando a veces un trato tan humillante que las ha llevado a la más oscura de las cloacas…

La he interpretado con cierta actitud de gallardía, de poder quizás para dignificar y honrar el nombre de todas cuantas fueron, cuantas son, para todas las que vendrán. Un pellizco de mi vida para tratar de enaltecer un colectivo tan vapuleado, payasas de much@s y amantes de otros tantos que se hacen/ían llamar caballeros, aunque luego de gozar con ellas se escondieran como comadrejas… El dibujo aparece con alas porque quise dotarla de ese apéndice divino; mientras la pintaba quise soñar que un día le vinieron a salir de joven; (es lo que tienen los golpes, que si no vuelas te matan).

La protagonista del lienzo parece dispuesta a despegar, sin miedo alguno de emprender un nuevo viaje. Surcar el cielo oscuro, volar sobre planetas para maravillarse con nuevos colores, con nuevas texturas. Seguir hacia delante, siempre hacia delante.

Tal como mencionaba, en el fondo de la tela las estrellas destellean dibujando surcos luminosos a su paso. Con estos objetos he querido hacer una metáfora sobre los acontecimientos vitales que una persona debe superar. Al fondo a la derecha aparece la luna, astro muy ligado a los procesos de fertilización y a la mujer, guiño y objeto que acompaña a este ser alado que mira hacia delante quieta sobre el planeta rojo que en ese instante es su casa.

Propiedad de Vicente Rabadán.

ACRÍLICO SOBRE LIENZO

30 x 20 cm

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s