“LA TORRE”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Icono de mi muy querido pueblo, representación de él, rincón de mis juegos de pequeña, resquicio de recuerdos felices de un tiempo que siempre será. La Torre de San Bartolomé que ayuda a terminar el nombre del sitio donde “me hice persona” es sencilla, simple, acogedora como nosotr@s que somos l@s autóctonos; tenía y tiene  un innegable encanto para mí.

Me crié jugando en los lugares que nos acercan a ella; en El Olivar, en la Huerta de la Torre, bicicleteando con mis vecin@s Míriam Salas, Manolo Salas, José María Matilde, Domingo Feria siempre muy cerquita de ella…Correteábamos a su alrededor, entrábamos, salíamos, investigábamos toda clase de insectos y bichos en los huecos de su alma, (pues estoy segura que ella tiene alma, juicio y memoria), incluso nos subíamos a sus muros…Y allí, estóica y guapa, dura como de piedra que era y que es, pero flexible y blanda de tierna, aguantaba como Platero, el burro que Juan Ramón amaba por su bella nobleza, todas las fechorías que le quisiéramos hacer.

La reformaron porque se caía de viejita, y aunque creíamos que perdió mucho de su encanto, volvimos a mirarla con ojos amorosos y seguimos abrazándola, sonriendo cuando trazábamos la última curva, mientras subíamos la última cuesta que nos daba acceso a ella. Y al llegar y clavarse en nuestra pupila, una sonrisa se dibujaba en nuestras caras siempre como si fuera la primera vez que la veíamos. La incluíamos en nuestro juego eterno que aún hoy es y sigue siendo una infinita niñez.

A mi padre le encanta el campo, amor que me contagió desde bien pequeña. Como no tenía aún el solar para sembrar sus cosillas, su amigo Bartolomé “el de la tienda” le prestó durante un tiempo una parcela que lindaba con la Torre. Mientras mi padre regaba la tierra con su sudor haciendo lomos, quitando hiervas malas, sembrando, mirando, admirando el crecimiento de sus matas de papas,  de melones, me contaba historias de aquella Torre siempre mágica para mí. Me contaba de los restos hallados en sus pies, mencionaba un tesoro envuelto en piel de toro…y yo fascinada miraba aquella para mí, magestuosa construcción que había soportado los siglos…Mientras pisoteaba y deshacía con mis entonces piececillos los terrones del suelo, soñaba tiempos pasados, imaginaba y pensaba vidas ya muertas paseando por aquel lugar.

Me comprometí y tan chica ya estaba casada con aquella casa con techo azul por el día, de estrellas cuando caía la noche. Y ya no pudo ser posible un divorcio, nisiquiera una separación parcial,  ya estaba encadenada voluntariamente a aquellos muros gordos y fuertes, blandos como decía antes de puro amor sostenida de los suspiros que tant@s bartolin@s hemos exhalado por ella cuando estábamos lejos de nuestra tierra.

Treinta y dos años que tengo, treinta y dos años amando Samaria, ese pequeño pueblo al que much@s le ponen faltas, del que incluso yo que tanto lo amo, corrí un día ardiente de deseos por conocer otros mundos. Pero llega un día, que pasado el tiempo, una siempre relativiza las cosas y guarda al final lo que verdaderamente es importante para ella. Y sepan que para mí, este pequeño pero gigantesco monumento me sigue llenando el alma siempre que su sombra alcanza a acariciarme, siempre que mis dedos largos acarician sus arrugas.

A todas las personas que son de San Bartolomé de la Torre, o que de alguna forma tienen que ver con él, a todas las que han aterrizado y hemos adoptado y que han llegado a amar el pueblo y este pequeño rincón del que hoy os muestro una humilde visión pictórica, tengan tod@s mucha felicidad.

 

http://www.castillosnet.org/programs/castillosnet.php?tip=inf&dat=huelva/H-CAS-025

http://youtu.be/J0lL4FRB26s

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 Responses to “LA TORRE”

  1. eliatt dice:

    Me encanta como rasga el cielo y como surca las olas de la huerta. Con esos huecos que parecen que te miran y te hablan

  2. Susana dice:

    No solo muestras una humilde impresión pictórica,te estás mostrando a ti yusky..tu delicadeza,tu dulzura al hablar de la Torre,de tu padre describiendo como caen sus gotas de sudor.Te das,te entregas a cada palabra que escribes,dando las gracias a esa Torre,La Torre que formaba parte de tu pandilla de niña.Tienes una manera tan peculiar de describirla que es facil para la lectora darle vida a esa Torre,porque tu con tus palabras le das vida…y dibujándola le das el alma.
    Una vez mas agradecerte que compartas con tu gente todo lo que tienes por dar.un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s